La democracia

La democracia, término griego que significa “gobierno del pueblo”, se originó en la polis de Atenas tras un largo periodo de reformas iniciado a comienzos del s. VI a.C. Pretendía ser un un sistema político abierto a la participación de todos los ciudadanos, a diferencia de los establecidos hasta entonces, en los que el poder lo acaparaba una minoría privilegiada en beneficio propio. Los fundamentos básicos de la democracia ateniense fueron la libertad de palabra y la igualdad ante la ley.

Las principales instituciones politicas de la democracia ateniense fueron:

a) La Asamblea o Eclesía: de ella emanaban los principales poderes del estado (ejecutivo, legislativo y judicial). A ella pertenecían todos los ciudadanos, que tomaban decisiones por mayoría.

b) El Consejo o Bulé: era la cámara deliberativa y estaba formada por 500 miembros. Preparaba las leyes que eran discutidas en la Asamblea.Un décima parte de los miembros de la Bulé formaba una Pritanía, es decir, una comisión que se ocupaba de los asuntos urgentes.

c) Colegio de los arcontes: formado por 9 magistrados cuya función consistía en velar por el cumplimiento de las leyes.

d) Colegio de 10 estrategas o generales: dirigían la política militar de la ciudad.

Sin embargo, la experiencia democrática tuvo una vida breve: en Grecia desapareció cuando las polis se incorporaron al imperio helenístico; Roma sólo fue parcialmente democrática en el periodo republicano; y hasta las revoluciones de finales del s. XVIII y, sobre todo del XIX, el concepto de democracia no fue revindicado de nuevo.

Hoy en día nadie cuestiona el valor de la democracia como forma ideal de gobierno no sólo de un estado, sino también de organizaciones sociales. Sin embargo entre el concepto ateniense de democracia y el actual existen diferencias notables:

  • La democracia ateniense era una democracia directa, que permitía la participación de todos los miembros de la Asamblea. Este hecho era posible porque la polis de Atenas comprendía un ámbito territorial muy pequeño y limitaba los derechos de ciudadanía a una minoría, los ciudadanos varones.La nuestra es una democracia representativa, ya que la población de los estados democráticos actuales es mucho más numerosa.
  • En la democracia ateniense los únicos que podía participar en la vida política eran los “ciudadanos”, los hombres libres, mayores de 18 años y que cumplían todos los requisitos de ciudadanía (p.e. Ser de padre y madre ateniense).Se excluía a las mujeres, esclavos,y extranjeros.La democracia actual en cambio, consiste en la participación política de “casi” todos, con el único requisito de ser mayor de edad, estar inscrito en el censo y tener la nacionalidad española.
  • En Atenas los cargos públicos se renovaban cada año, por sorteo, y los magistrados debían rendir cuentas de su gestión pública. En la actualidad la renovación de cargos no es tan rápida. Actualmente están sin renovar un tercio de los miembros del Tribunal constitucional, la totalidad del Tribunal de Cuentas y el Defensor del pueblo. Las designaciones de estos cargos no es por sorteo sino que responde a elecciones periódicas o intereses políticos. (basado en el libro “Cultura Clásica” de Editex)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s